Películas para ver en semana santa

cine en semana santa

La semana santa es, para muchos, un periodo de paz y reflexión. En varios rincones del mundo es sinónimo de comunión y en algunos casos, de penitencia.

También son días libres, para disfrutar con familia y amigos de una “tradicional” lista de películas para ver en semana santa.

Títulos clásicos

Como arte que busca reflejar las tradiciones humanas, el cine siempre ha tenido entre sus temas de interés al cristianismo. Son muchas las cintas que se han nutrido de los textos sagrados, ofreciendo en ocasiones, interpretaciones históricas que pretende acercarse al máximo a “la verdad”.

Ben-Hur, de William Wyler (1959)

Basada en la novela homónima de Lewis Wallace, uno de los libros en torno al cristianismo más influyentes de la historia. Trama ficticia ambientada en la época de Jesucristo, todo un manifiesto sobre la fe.

Los diez mandamientos, de Cecil B. DeMille (1956)

Selección obligada dentro de la lista de películas para ver en semana santa. La producción más cara que se filmó en su momento. Narra el éxodo del pueblo hebreo hacia la tierra prometida.

En 2014 Ridley Scott rodó Exodus: Dioses y Reyes, otra superproducción en torno a este libro del Antiguo Testamento. Fue protagonizado por Christian Bale en el papel de Moisés, tomando el testigo del mítico Charlton Heston.

Quo vadis, de Mervyn LeRoy (1951)

Quo Vadis

Basada en la novela del mismo nombre escrita por Henryk Siekiewicz, teniendo como referente histórico el libro extracanónico los Hechos de Pedro. Narra el romance entre un general romano y una cristiana que, en base a sus creencias, debe permanecer oculta. Todo esto en tiempos en los que Nerón ordena incendiar Roma.

Barrabás, de Richard Fleischer (1961)

Se trata de uno de los personajes más controvertidos en torno a la crucifixión de Jesús de Nazaret. Es una adaptación del libro homónimo escrito por Pär Lagerkvist. Historia que especula sobre lo que pudo haber sido la vida de  Barrabás, luego de que le fuese perdonada la vida por la multitud y Poncio Pilatos se “lavase las manos”.

Títulos Polémicos

La vida y muerte de Jesucristo, además de dividir la historia de la humanidad en dos, es un capítulo muy discutido. Por ello, muchos de los títulos que exploran su transitar en la tierra son sumamente polémicos.

La pasión de Cristo, de Mel Gibson (2004)

Es el filme de temática religiosa más taquillero de la historia. Fue fuertemente criticado en el momento de su estreno, por su alto grado de violencia. Sin embargo, muchos la consideran como la película más realista en torno al proceso de crucifixión de Jesús de Nazaret.

La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese (1988)

Jesús baja de la cruz y sobrevive, gracias a la intervención de un misterioso ángel enviado (supuestamente) por Dios para salvarlo. Se casa con María Magdalena y vive como un hombre normal. Pero descubre que todo se debió a un engaño de Satanás.

Es una de las películas más censuradas de la historia. También se vivieron episodios tensos durante su exhibición en las salas comerciales. Incluyendo incendios a complejos de cine, con heridos de gravedad.

Jesucristo Superestar, de Norman Jewinson (1973)

La vida de Cristo contada en forma de musical no es la única novedad de esta película. También el hecho de que el personaje principal está despojado de todo carácter divino. No resultó un éxito económico. Sin embargo, generó una ola de comentarios dentro de los epicentros religiosos que atrajo mucha atención.

Noé, de Darren Aronofsky (2014)

Noé

El realizador neoyorkino Darren Aronofsky poco a poco ha ido ganándose la etiqueta de director incomprendido. Su versión de la historia bíblica del Arca de Noé dejó a muchos confundidos. Aunque también cuenta con un club de fans importante que celebra cada una de sus arriesgadas apuestas visuales y temáticas.

Una superproducción con un presupuesto de poco más de 120.000.000 US$ y que gracias, entre otras cosas, a su imponente reparto coral, logró recuperar la inversión. Protagonizan Rusell Crowe, Emma Watson, Anthony Hopkins y Jennifer Connelly, entre otros.

Películas para ver en semana santa reunidos en familia

Dentro de la filmografía en torno a episodios relacionados con el cristianismo, también hay producciones que han adoptado un aire más familiar. Películas para ver en semana santa sin preocuparse porque hay niños en casa.

El príncipe de Egipto, de Brenda Chapman (1998)

El equipo de Dreamworks Animation intentó convertir en una historia animada para todo público el Libro del Éxodo del Antiguo Testamento. Para ello, la relación entre Moisés y Ramsés es presentada de forma más fraternal. Aunque en varios de los pasajes más oscuros no es mucho lo que se puede hacer.

Indiana Jones y la última cruzada, de Steven Spielberg (1989)

Si bien en algunos mercados fue catalogada como apta para mayores de 12 años, es quizá la entrega menos violenta de toda la franquicia de Indiana Jones. El aventurero arqueólogo encarnado por Harrinson Ford, se ve envuelto junto a su padre (Sean Connery) en la búsqueda del Santo Grial. Pero para tener éxito, deberán enfrentarse a una horda de nazis que persiguen la juventud eterna.

Marcelino, pan y vino. De Ladislao Vajda (1954)

Es una de las películas más exitosas nacional e internacionalmente, dentro de toda la cinematografía española. Puede considerarse como un clásico dentro de las películas para ver en semana santa. Ganadora del Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín.

Bruce Almighty, de Tom Shadyack (2003)

Jim Carrey es Bruce Nolan, un ciudadano promedio que se siente atrapado dentro de una vida estándar. Al contrario que su novia Grace Connelly (Jennifer Aniston), Bruce está escéptico ante la existencia de dios. Hasta que el todopoderoso en persona (un relajado Morgan Freeman) se le aparece para otorgarle el control sobre el mundo. Las únicas condiciones: no puede revelarle a nadie que es Dios, ni alterar el libre albedrío.

Evan Almighty, de Tom Shadyack (2007)

Secuela de Bruce Almighty. Evan Baxter (Steve Carrell), antiguo enemigo de Bruce Nolan, deja de lado los noticieros para ser congresista. Hasta que un todavía más relajado Morgan Freeman interpretando a Dios, le otorga la misión de construir un arca, como ya lo hiciese en su momento Noé.

 

Fuentes de imágenes: Diócesis de Tenancingo / Globedia.com