Ya no es chiste: ¿un actor protagonista de un nuevo fraude en el reality de El Trece?

El escándalo y la frustración rodean desde hace días al programa “Ojos que no ven”, sobre todo, porque el martes pasado se descubrió que la historia de una de las parejas que fue a participar era falsa. A partir de eso, la audiencia empezó a mirar con mayor detenimiento a los participantes, y pronto, en las redes se descubrió que otra de las historias presentadas por Andrea Politti estaban muy lejos de ser verdad.

Aunque desde la productora aseguraron que las parejas les habían mentido, esta semana hubo más sospechas. Y ahora parece que el fraude volvió a aparecer en pantalla, y varios usuarios de Twitter descubrieron que el participante de hoy, había aparecido recientemente en un casting de “Pasión de sábado”.

Alan se presentó en “Ojos que no ven” para declararle su amor a una amiga.

Luego de ser presentado por la conductora, Alan contó que fue al programa porque está “muy enamorado” de Noelia, una amiga que conoce desde hace tiempo, pero a la que nunca se animó a confesarle su amor.

“Estoy muerto de amor. Es hermoso sentir esta pasión por alguien”, dijo al principio, y luego contó que es brasileño, y que toda su vida vivió en San Pablo.

 

Sin embargo, con el correr de los minutos, un usuario deschavó que el participante brasileño, lejos de ser una persona ajena a la TV, apareció también el sábado pasado en el programa “Pasión de sábado”, donde se presentó disfrazado de mujer.

 

“Yo soy el hermano no reconocido del negro de WhatsApp“, dijo cuando se dio a conocer en el casting de Pasión, y junto con el resto de los participantes, se dirigió a esperar para después ver si fue o no elegido. ¿Se trata de la misma persona? En las redes no hay dudas. 

 

 

La “casualidad” no pasó desapercibida, y un usuario de Twitter se dio cuenta del parecido físico entre el participante de “Pasión de Sábado” y el de “Ojos que no ven”, y utilizó su cuenta para decir que en realidad, ambos eran el mismo.

Ante la repetición de falsas historias, muchos se mostraron indignados con el canal y la productora, y además de quejarse en las redes sociales, dijeron que no pensaban ver más el programa.

 

 

 

 

 

Desde la productora evitaron referirse a las historias personales de cada uno de los participantes, pero con un pequeño comunicado –anterior a la emisión de hoy viernes– dieron a entender que el programa no era un engaño, sino que las mentiras en verdad provenían de parte de quienes se habían presentado para confesar su amor.

La productora se defendió al decir que los participantes habían mentido.

“Los contenidos de Ojos que no ven son historias de amor reales que vienen a contarnos la gente común. Nosotros ponemos todo el programa a disposición para que este amor se concrete. Cualquier diferencia con la realidad corre por cuenta de quienes vienen a contarnos estas historias”, dijeron como respuesta a las exigencias y cuestionamientos del público.

¿Puede el participante de hoy enamorarse e ir otra vez a la tele en la misma semana en la que se mostró actuando en otro canal? Sí. Pero parece todo muy poco creíble. Casi como la primera semana de “Ojos que no ven”.