Doble fraude en el programa de Andrea Politti y peligra su continuidad

No fue suficiente el escándalo después de que se descubriera que los protagonistas de una supuesta declaración espontánea de amor en el programa eran unos farsantes. Otra vez, en el programa Ojos que no ven, el ciclo conducido por Andrea Politti a través de la pantalla de El Trece, presentó a protagonistas de un romance presuntamente escondido durante muchos años. Pero resultó ser otra mentira. 

El programa corre peligro de ser levantado.

En la emisión del martes, desde el programa se presentó la historia de Gabriela y Alejandro, quienes presuntamente se reencontraban luego de 30 años; pero la realidad es que llevaban ocho años de relación juntos.

Ayer, se anunció la historia de Melany y Axel, dos amigos de toda la vida que presuntamente no se animaban a confesar su amor. Necesitaron ir a un programa televisivo para dejar expuestos sus sentimientos. Lo más llamativo es que mediante mimos con una brocha, un medidor de pulsaciones y un baile romántico, los jóvenes se animaron a jugársela. 

“Está enamorada de su amigo de la infancia, tiene 19 años”, dijo la conductora para presentarlos al comienzo del programa de la productora Mandarina. “Lo conocí a los 7 años en el Instituto de Inglés donde estudié en Salto. Me impactó con su mirada. Fue amor a primera vista”, sostuvo Melany.

Como un guión de novela, el joven seguía tímido. Y mientras avanzaban con su relato, varios usuarios de las redes stalkearon a los participantes y se encontraron que se trataba de otra estafa televisiva. 

El posteo revelador.

“Nuestra relación va más allá de nuestra amistad en Facebook, pero es hermoso recordar cuándo y cómo comenzó todo. Con el tiempo aprendí a amar a tu hijo, apreciarte, admirarte y por sobre todas las cosas, a encariñarme con tu familia. Quienes me abrieron las puertas de su casa y de su vida con una sonrisa enorme y dándome calidez (…)”, posteó Melany a Silvia Schmunck, la madre de Axel. Y la respuesta confirmó que los jóvenes ya son pareja y que el programa no tuvo nada que ver con su romance. 

“Suegra”, la palabra clave.

Melany, me encanta que formes parte de mi familia, sos un ser encantador y sabés que te quiero mucho”, le respondió su “suegra”, hace aproximadamente cinco meses atrás. 

Escándalo en la productora, ¿se levanta el ciclo?

Los escándalos que se produjeron en las últimas 48 horas complicaron el futuro del ciclo, que ya tiene varias emisiones grabadas. La mala prensa en las redes y la falta de credibilidad están en alza y en consecuencia, bajó notablemente la audiencia.

Luego del primer caso falso el nivel de rating es de 5.3 mientras que en sus los envíos iniciales superó los 8 puntos de pico. Y como si fuera poco, las autoridades del canal ya expresaron su descontento a los responsables de Mandarina y evalúan con qué otro programa reemplazarlo.